¿Qué es registro fotográfico?
Escrito por Diego Förster

El registro fotográfico se refiere a lo que estéticamente gana o pierde la imagen de una persona al ser retratada (fotografía) o grabada en video  o filmada (cine).

Por más finos que sean los lentes de las cámaras profesionales todos alteran la imagen de una manera imperceptiva de tal manera que una fotografia no corresponde EXACTÍSIMAMENTE a lo que vemos en la realidad y esos cambios tan sutiles hacen que todas las personas resulten más o menos favorecidas en las fotos... Por eso es que hay personas que detestan ser retratadas porque dicen que siempre salen mal o que no son fotogénicas, al contrario de otras que en sus fotos casi siempre salen bien o hasta más atractivas de lo que son en realidad; también hay quienes registran más viejas o más jóvenes o más hurañas o más amigables, etc.

Otro factor que influye en el registro fotográfico es que el cuerpo y rostro humano tienen forma simétrica pero el lado izquierdo y el derecho realmente no son perfectamente simétricos y por eso es que uno de los lados siempre tiene mejor registro que el otro.

A nivel profesional el registro fotográfico de una persona puede mejorarse con iluminación, maquillaje y explotando los ángulos que más convienen y por eso es que mucha gente se sorprende cuando se topan en la calle con personas de la farándula y no les reconocen o les resultan menos atractivas.

Curiosidades:

- 1. Un estudio reveló que la celebridades del cine y del modelaje mundial, aquellas consideradas por el público y la crítica como las poseedoras de los rostros más atractivos, tenían fisonomías inusualmente simétricas.

- 2.
Hay un ejercicio muy divertido que hoy en día todos podemos hacer gracias a los programas de retoque digital: Tómate una foto de rostro perfectamente de frente (al estilo “se busca”); corta tu foto por la mitad de la forma más precisa que puedas separando la parte izquierda de la derecha; después duplica las partes de tal manera que te queden dos medias caras derechas y dos medias caras izquierdas. Invierte horizontalmente una  de las derechas y una de las izquierdas y después pega los dos lados derechos entre sí y los dos lados izquierdos entre sí formando un rostro con ambos lados derechos y otro rostro con ambos lados izquierdos. Al terminar tendrás tres rostros: El de la foto original (tú), el de las partes derechas y el de las partes izquierdas, entonces te sorprenderás con que resultan tres personas diferentes que parecerían tu y dos hermanos.