Fotografía Publicitaria
Escrito por Diego Förster

Publicidad y Fotografía Publicitaria

Para hablar de fotografía publicitaria es necesario que se toque el tema de publicidad y, evitando entrar en tecnicismos que no domino puesto que soy fotógrafo y no soy publicista ni pretendo serlo, creo que el tema publicitario se puedo analizar desde ópticas personales sencillas  sin que con ello intente aparentar que soy un experto en el tema "Publicidad".

Particularmente creo que la publicidad es el arte de la persuasión manifiesta en cualquier forma de comunicación patrocinada por interesados cuyos objetivos es dar a conocer organizaciones, servicios, productos, personajes o ideas para motivar intercambios comerciales o conseguir seguidores. 
El ser humano es un vendedor nato...
Los orígenes, la historia y el desarrollo de la publicidad son temas fascinantes pero, desde mi perspectiva absolutamente ingenua, me parece que la publicidad ha estado presente desde que existe la humanidad… El ser humano es un vendedor nato y, ya sea por simple instinto (atraer al sexo opuesto), por intereses de índole personal, por objetivos económicos y comerciales o por simple cuestión de autoestima, todos necesitamos y buscamos cierto grado de aceptación, asunto que nos conduce a adoptar algunos comportamientos y actitudes dirigidas a encajar mejor en el entorno y a destacarnos… Y creo que eso es una forma de hacer publicidad.

En el campo profesional y empresarial ocurre algo por el estilo: todos nos preocupamos por tener una hoja de vida que sobresalga y las empresas necesitan destacarse no solo para vender su imagen y sus productos, sino que, en la medida en que la humanidad ha ido creciendo y evolucionando, la vida se ha complicado gracias a que la competencia, en todos sentidos, crece y evoluciona a ritmos enervantes, entonces la publicidad cada día es más necesaria.

Fotografía publicitaria y fotografía artística

Lámina perforada. Cliente: Colmallas S.A.Podría asegurarse que la publicidad es la exaltación de las cualidades, de lo bueno y de lo bonito entonces, al momento de pensar en fotografía, también podría pensarse que la fotografía publicitaria es una forma de fotografía artística.

Es indiscutible que la gente en general se siente más atraída por lo bello que por lo feo, razón por la cual la publicidad es una de las grandes responsables del culto a la belleza puesto que casi siempre se basa en lo estético y en lo bello para así asegurar una mayor recepción de sus mensajes.

En lo relativo a los valores estéticos es donde se encuentran y se pueden fundir la fotografía publicitaria con la artística; pero no rivalizan puesto que la fotografía artística en sí tiene un carácter muy subjetivo mientras que la publicitaria tiene un carácter decididamente objetivo.Malla plástica. Cliente: Colmallas S.A.

El arte es sinónimo de libertad, es libre expresión, entonces los fotógrafos artísticos no tienen mayor compromiso, salvo el de lograr que las imágenes que vayan a crear expresen su propia visión o su sentir y, con el simple hecho de catalogar un trabajo fotográfico como “arte”, lo exime de la crítica general y lo circunscribe únicamente a aquella crítica que analiza lo puramente artístico.

A pesar que la fotografía publicitaria supuestamente exige grandes niveles de creatividad, los fotógrafos publicitarios deben ceñirse al mensaje que el cliente quiere o necesita expresar; entonces, dadas las limitaciones, muchas veces el fotógrafo solamente puede ser creativo en lo que respecta a técnicas de iluminación, ángulos de toma o en parte de la producción.

La fotografía publicitaria de hoy
Hace un par de décadas las pequeñas empresas vendían de manera directa...Hasta que la competencia se fue volviendo más abundante y agresiva...
Hace un par de décadas no se le daba tanta importancia a la publicidad ni a la fotografía publicitaria porque eran privilegios reservado para las grandes compañías; las pequeñas empresas e independientes vendían sus productos de manera directa o personal sin hacer mayores esfuerzos publicitarios y, apegados a este estilo anticuado y supuestamente económico, no justificaban mayores inversiones en publicidad puesto que lograban estándares de ventas satisfactorios…

Hasta que la competencia se fue volviendo más abundante, más agresiva y comenzó a hacer presencia en el mercado presentando productos o servicios similares pero respaldándolos eficazmente con publicidad, entonces, hasta los más escépticos, vieron la necesidad de defenderse con iguales o mejores respuestas publicitarias.


Hoy en día todos tenemos acceso a variadísimas posibilidades de publicitar...Gracias a Internet, a la fotografía digital y a las nuevas tecnologías que han surgido y abaratado los procesos de impresión publicitaria, hoy en día todos tenemos acceso a variadísimas posibilidades de publicitar servicios y productos.

El bajo costo de cámaras digitales de fácil manejo sumado al acceso generalizado a programas de retoque digital han logrado que la fotografía publicitaria deje de ser una herramienta exclusiva de compañías musculosas puesto que hasta las empresas familiares de garaje y profesionales independientes de todos los campos hoy pueden tener fotografías publicitarias baratas; poseen su página web en servidores gratuitos e imprimen catálogos, avisos y pendones a unos costos tan bajos que tiempo atrás eran inimaginables.    
Fotografía carente de técnica y concepto puede ser contraproducentes para el anunciante...
Claro está que las calles e internet están inundadas de material de pésima calidad puesto que tanta facilidad ha sido aprovechada por algunos para hacer sus propias fotos o por aficionados que, valiéndose de algunos conocimientos y equipos básicos, logran vender servicios fotográficos por ofrecerlos a precios irrisorios, pero resultan siendo piezas carentes de técnica y concepto que no cumplen con su objetivo publicitario o, en muchos casos, terminan siendo contraproducentes para el anunciante.

Fotogrfía de alimentos
Fotografía a la medida a precios justos

Para realizar fotografía publicitaria existen patrones técnicos y conceptuales que no se debieran ignorar o la imagen no logrará el efecto que se pretende alcanzar. Esos patrones, ineludiblemente, son los que le dan un mayor valor a los trabajos profesionales y este es un costo que clientes conocedores asumen con gusto gracias a los beneficios y garantías que obtienen trabajando con fotógrafos experimentados.

Pero si bien es cierto que “lo barato sale caro”,  también es cierto que, al momento de trabajar con fotógrafos profesionales, “no todo lo barato es malo ni lo caro es lo más conveniente” porque lo importante es que el costo de las fotografías esté acorde con los objetivos del cliente.
Fotografía publicitaria en locación.
Para analizar cómo se llega a un balance adecuado del costo-beneficio de un trabajo fotográfico vale la pena recordar que, con relativa frecuencia, algunas nuevas empresas de confección optan por salir al mercado con catálogos impactantes e invierten pequeñas fortunas en su realización (fotografía, modelos, impresión, etc.) y  al momento de vender los productos tienen acogida, sin embargo el volumen de ventas no satisface las expectativas que se tenían dados los elevados costos del catálogo…

Fotografías publicitarias en estudio También se ven casos de empresas que llevan tiempo dedicadas a la confección de vestidos de baño y ropa interior; venden sus productos exitosamente apoyándose en catálogos cuyas fotos siempre han sido realizadas en estudio, con fondos muy simples y con modelos adecuadas pero desconocidas. Hasta que, en un intento de incrementar ventas, resuelven cambian de estrategia y deciden realizar un catálogo mejor (para muchos “mejor” significa más costoso), entonces contratan a un fotógrafo reconocido, especialistas en preproducción, modelos famosas y todos viajan a un escenario paradisíaco para hacer las fotos. El resultado es espectacular y los costos también… Pero, al momento de ofrecer la colección, el nuevo catálogo no genera un incremento de ventas coherente con su costo… ¿Por qué se presentan esas situaciones?


De acuerdo a lo que he visto en tantos años que llevo realizando fotografías para catálogos, me parece que todas las empresas de confección suelen tener objetivos de mercado muy definidos, con productos de calidad y precio acordes al público al que quieren llegar; tan es así que hay marcas exitosas que están dirigidas a un público de mayor poder adquisitivo, mientras que hay marcas, igualmente exitosas, que apuntan al mercado popular, de tal manera que cada fabricante tiene líneas muy definidas y dirigidas a nichos de mercados muy específicos… El catálogo es una importante herramienta de apoyo para el vendedor pero, por más bonita y costosa que sea la publicidad, pesan más la calidad del producto, el precio competitivo y la eficacia del cuerpo de ventas.Fotografía para catálogos en estudio

El consumidor de hoy ya no es el ingenuo de hace unos años que se dejaba seducir fácilmente por imágenes publicitarias;  entonces, para que los productos logren penetrar en determinados mercados o ampliar su posicionamiento, es necesario que todos los componentes  (planeación, producción, calidad, precio, publicidad y labor de ventas) apunten hacia el mismo objetivo en perfecta concordancia.


La publicidad es una inversión, sin embargo fotografías injustificadamente más costosas NO le dan ningún mayor valor agregado a los productos pero sí incrementan el gasto (no recuperable) afectando los costos y precios del fabricante, por lo que se puede concluir que la inversión en publicidad y fotografía publicitaria deben ser coherentes con la presencia o status que la marca tiene o pretende alcanzar dentro del mercado de acuerdo con la calidad de sus productos.


La misión de la fotografía publicitaria es la de mostrar y exaltar la calidad y valores agregados de los productos o servicios que se quieren publicitar, objetivo que se puede lograr sin incurrir en gastos innecesarios, pero eso no significa que se justifique buscar ahorro sacrificando calidad puesto que la calidad de una fotografía implica costos ineludibles que necesariamente se deben asumir para así lograr los objetivos.


El diseño del catálogo y la impresión hacen parte de la Cadena de calidad

Considero que hay siete factores principales que son determinantes en la calidad y costo de una fotografía publicitaria:

1- Concepto fotográfico: Es lo que se quiere trasmitir a través de una imagen fotográfica; si no se tiene perfectamente definido un concepto, es muy difícil crear asertivamente imágenes que cumplan con las expectativas esperadas, razón por la cual es recomendable que los clientes se asesoren de un profesional en publicidad que dirija la campaña y enmarque el concepto fotográfico.

2- Producción: Se puede decir que la producción es la que puede encarecer un trabajo fotográfico, sin embargo el costo de cada producción depende absolutamente del concepto: ¿Con qué escenografía o en qué lugar o locación se deben tomar las fotos? ¿Cuántos y cuál es el perfil físico y profesional de los modelos? ¿Qué vestuario y maquillaje deben usar?

3- Casting con modelos profesionales: Es necesario trabajar con modelos cuyo perfil físico encaje con el concepto fotográfico; los modelos experimentados agilizan y enriquecen mucho un trabajo puesto que no se cohíben frente a la cámara y les queda fácil asumir el papel que les exige el concepto al tiempo que casi que intuitivamente posan con las posturas más adecuadas.


4- Maquillaje (Make Up): Por más sencilla que sea una fotografía publicitaria con modelo, el maquillaje es indispensable. Es importante tener en cuenta que el maquillaje para fotografía requiere de productos especiales y debe estar a cargo de un profesional especializado en maquillaje para fotografía.

5- Retoque digital: Contribuye a que una imagen alcance la perfección pero debe ser muy sutil para que la imagen no pierda naturalidad.

6- El fotógrafo: Un fotógrafo idóneo no solo posee los equipos de alta gama que requiere la fotografía publicitaria y conoce perfectamente las técnicas de toma fotográfica sino que también posee la creatividad que puede enriquecer un trabajo pero sobre todo es quien tiene la responsabilidad de entender y plasmar el concepto que el cliente busca. Un fotógrafo experimentado vigila los detalles, puede orientar y coordinan a un equipo de trabajo de tal manera que el resultado final cumpla o supere las expectativas del cliente y todas estas cualidades deberá demostrarlas a través de su brochure.

7- Equipo de fotografía: Si bien es cierto que la mayor cantidad de megapíxeles y las especificaciones de los sensores de las cámaras profesionales juegan un papel importantísimo en la calidad de las fotografías, a mi juicio son los lentes los que juegan un papel más determinante. De igual manera el equipo de iluminación con que se trabaje es el que nos puede garantizar colores más fidedignos. Antes de contratar a un fotógrafo no solo debe verse los brochure de los ofertantes sino que también es muy importante verificar con qué equipos cuentan.

Fotografía publicitaria de productosEs necesario tener en cuenta que en la cadena de calidad también intervienen el diseño y la calidad de impresión entre otros factores, que no tienen que ver con la realización de las fotografías, pero que si pueden menoscabar su calidad, entonces podemos concluir que la cadena de calidad es como una gran orquesta donde cada músico debe ejecutar su parte en concordancia con todo el grupo.






Última actualización el Lunes, 28 de Julio de 2014 19:16