Hablemos de Adicciones Imprimir E-mail
Escrito por Diego

Adicción, ¿Vicio o enfermedad?

Introducción

Cuando se habla de adicciones lo primero que piensa la gente es en drogas y en alcohol pero es muy importante aclarar o recordar que también hay adicción al juego, a la comida, al sexo, al trabajo, al tabaco, al internet, al ejercicio, que son las más conocidas sin que ello signifique que no existan más adicciones igual de nefastas para aquellos que las sufren.

Pero, ¿Qué es adicción? Personalmente creo que es la necesidad incontrolable y progresiva de consumir y / o hacer algo que brinda placer sin importar o sin reconocer que con esta conducta se auto infringe daño destruyéndose a sí mismo y a su entorno.

Para las personas que no están familiarizadas con el tema de las adicciones puede resultar lógico que el alcohol, las drogas, el sexo o la comida provean placer pero ¿Trabajar o el ejercicio o actividades por el estilo…? ¿En dónde está tanto placer que las llegue a convertir en adicción?

Pues las adicciones son el refugio para aquellos que llevan una existencia en muchos aspectos desdichada, por eso es que se afirma que los adictos buscan salirse de su realidad.

Gran parte de las adicciones están asociadas a la falta de voluntad y al relajamiento de la moral temas que tradicionalmente han sido cuestionados por la sociedad, motivo por el cual antiguamente los adictos eran considerados como simples viciosos repudiables.

La primera luz de salvación que la medicina les dio a los adictos fue cuando se descubrió que las adicciones son una enfermedad y se determinó que los adictos debían considerarse y tratarse como enfermos.

Pero el problema más grave y que impide afrontar el problema tempranamente está en la característica más común de todas las adicciones que es el no reconocimiento de padecerla… Y reconocer que se sufre de una adicción, tanto por parte del enfermo como de la familia, es fundamental para iniciar un tratamiento.

El enfermo se opone a reconocer su enfermedad puesto que el reconocimiento de la misma le significa aceptar que debe apartarse de eso que tanto le gusta y que tanto necesita. Es usual que algunos miembros de la familia se nieguen a reconocer la enfermedad de su ser querido puesto que el reconocimiento del problema resulta para muchos deshonroso para toda la familia y o también lo ven como traicionar o denigrar al familiar enfermo. 

Ya sea en lo relativo a conductas o en lo relativo a consumo de sustancias, casi todas estas (conductas y sustancias) gozan de mayor o menor aceptación social o al interior del entorno familiar, entonces inicialmente resulta difícil notar en qué momento se cruza la línea que separa lo normal del abuso, ocasionando que el entorno del enfermo tarde en reconocer el problema y que solamente comiencen a tomar medidas cuando la enfermedad ha avanzado bastante o cuando se llega a lo que comúnmente se conoce como tocar un fondo.

Teniendo en cuenta que las adicciones casi siempre son consecuencia de desordenes de carácter desatendidos o por desequilibrios psicológicos o psicosomáticos difícilmente detectables, hace viable que personas de cualquier edad y de todos los status puedan ser víctimas de una adicción en cualquier momento de sus vidas.

Ya sea para enfrentar una adicción evidente en un ser querido o para prevenirlas en sí mismo o en su entorno familiar el único camino efectivo que hay es la información.

El programa de los 12 pasos de Alcohólicos Anónimos tuvo tanto éxito desde sus inicios que lentamente ha sido adaptado y aplicado al tratamiento de todas las adicciones convirtiéndolo en una base fundamental para la ayuda a adictos y sus familiares y en el soporte de los recuperados.

En todas las ciudades del mundo existen grupos de A.A., de N.A., de J.A. (Jugadores Anónimos) y de todas las adicciones; son grupos a los que se puede asistir gratuitamente y en donde no se le obliga a hablar a nadie, o sea que cualquier interesado puede asistir para escuchar en silencio y aprender de las experiencias de los demás. Sin embargo hay ciudades muy pequeñas o pueblos donde solamente hay un grupo de Alcohólicos Anónimos… ¿Qué hacer si se sufre de otra adicción diferente al alcoholismo y busca ayuda? Las enseñanzas que se obtienen en los grupos de A.A. son aplicables a cualquier adicción puesto que todos los grupos que tratan las diferentes adicciones siguiendo el programa de los 12 pasos manejan las mismas metodologías y filosofías.

Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para aprender sobre adicciones ni para pedir ayuda…  En la guía telefónica de tu ciudad y en internet fácilmente encontrarás orientación para ubicar un grupo en tú localidad.

¡Si hay solución! ¡PIDE AYUDA!


ARTÍCULOS SOBRE ALCOHOLISMO


- Pica aquí para leer: “Ojos que no ven…”

- Pica aquí para leer "Soy Laura y soy alcohólica..."


ARTÍCULOS SOBRE LA ADICCIÓN A LA COMIDA


- Pica aquí para leer: “Globesidad”