APRENDER FOTOGRAFIA E-mail
Escrito por Diego

Hoy en día es muy fácil aprender fotografía empíricamente gracias a que en internet hay miles de publicaciones y foros que brindan información gratuita sobre la historia de la fotografía, hablan del manejo de la cámara análoga y digital, explican el manejo, calidades y comportamiento de las luces en fotografía, cómo hacer iluminaciones para fotografía de personas y productos, etc.

La tecnología digital permite que un aficionado realice pruebas a precios irrisibles puesto que ya no tiene que asumir los gastos de laboratorio de antaño, sin embargo no se debe olvidar que cada disparo representa un costo puesto que hay desgaste del equipo.

Casi todas las nuevas cámaras digitales llegan acompañadas con unos manuales de manejo que resultan siendo la plataforma perfecta de un excelente curso de fotografía básica que se puede complementar con consultas por internet y con prácticas… Entonces, ¿Para qué tomar un curso de fotografía?

Si bien es cierto que hay acceso a casi toda la información que un aficionado necesita, también es cierto que no se puede creer todo lo que aparece en Internet, que la buena información se encuentra de manera fragmentada en diferentes sitios, que hay conceptos que no se entienden puesto que hay términos que en algunos países se conocen con otro nombre entonces estas y otras dificultades confunden o desaniman al aficionado.

Un curso ahorra tiempo y evita que se cometan ciertos errores, por ejemplo: El primer error que comenten la mayoría de aficionados es precipitarse a comprar una cámara porque  muchas veces adquieren equipos sobredimensionados muy costosos o lo opuesto: se dejan seducir por aquellas máquinas que ofrecen muchos mega-pixeles y bastantes funciones sin tener  en cuenta que las cámaras más comerciales están concebidas para el uso doméstico de tal manera que le aseguran al usuario fotos bien iluminadas y enfocadas pero los fabricantes logran estos objetivos dotando a sus equipos con funciones automáticas con las que el usuario no tiene casi chance de cometer errores; pero tanta automatización le quita al aficionado la posibilidad de experimentar y  de “hacer” sus fotos…

Un buen maestro comienza el curso analizando las perspectivas de cada uno de sus alumnos, de tal manera que puede recomendarles el equipo más adecuado para comenzar al tiempo que le brinde posibilidades de evolucionar.

¿Cómo escoger un curso de fotografía?

Para elegir un curso adecuado, cada cual debe tener en cuenta lo que quiere: ¿Desea tomar excelentes fotos como hobby? ¿Tiene algunos conocimientos y quiere complementarlos? ¿Quiere convertirse en fotógrafo profesional?  ¿Prefiere aprender mucha teoría? ¿Le gusta más las prácticas que la teoría? ¿Le encantaría o necesita tener acceso a equipos profesionales?

Basándose en los objetivos que tenga cada interesado le quedará más fácil analizar las múltiples ofertas que brindan academias, escuelas y fotógrafos en cuestión de cursos. Es difícil determinar la idoneidad de los ofertantes sin embargo es indispensable que, así sean particulares o instituciones quienes ofrezcan cursos de fotografía, solamente se tenga en cuenta a aquellas que cuenten con equipos e instalaciones adecuadas, que presenten un programa claro y definido que permita visualizar rotundamente el alcance del curso, el costo y tiempo que demandará.

Aprender fotografía es un proceso en el que los conocimientos se van asumiendo de manera escalonada y ordenada, de tal forma que se hace necesario el comenzar por temas acordes con el nivel del principiante y que adquiera las bases con las que puede evolucionar paulatinamente para que después pueda entender conceptos más complejos, por lo que no es buena idea dejarse tentar por ofertas académicas que prometan resultados extraordinariamente rápidos a bajísimos costos. 

Otro tema importante para tener en cuenta es que hay unas técnicas básicas con las cuales se pueden hacer casi todo tipo de fotografía y, sin olvidar que efectivamente hay algunos temas que demandan conocimientos más especializados, podríamos asegurar que dominando las técnicas básicas y aplicándolas con creatividad se podría hacer casi cualquier estilo de fotografía, entonces ¿Por qué encontramos cursos de fotografía específicos, por ejemplo cursos de fotografía de productos, de retrato, de modelos, de moda, de desnudo, etc.?

El asunto está en que no solo se trata de realizar fotografías técnicamente bien iluminadas y con una buena composición porque, adicional a aspecto técnico,  cada tema tiene conceptos propios muy definidos que se deben conocer y respetar.

En cuanto a las fotografías de personas y las que involucran modelos, no solo intervienen la técnica y el concepto de cada caso sino que hay un factor adicional: Saber dirigir...  No todas las personas y modelos se pueden o se dejan orientar de la misma manera entonces el fotógrafo se ve obligado a aprender o desarrollar su propio estilo de comunicación con el cual pueda persuadir y lograr que, en diferentes situaciones y con diferentes personas, logre que sus modelos o clientes hagan lo que se necesita para lograr buenas fotografías.

Cursos de Fotografía con Förster

Hasta hace algún tiempo tenía establecida una metodología típica de academia, entonces los cursos comenzaban en fechas definidas y los alumnos seguían estrictamente un pensum pre establecido. En vista de que generalmente cada alumno tiene sus propios intereses y que son pocas las personas que pueden cumplir un horario estricto, desde enero del 2010 decidí romper con el esquema de academia y enfocar los cursos de manera individual y personalizada, de tal manera que cada alumno puede elegir los temas que más le gustan al tiempo que escoger un horario que se ajuste a su disponibilidad.

Cuando los interesados no poseen conocimientos previos se hace necesario que se inscriban en el módulo de fotografía básica y después pueden acceder a los módulos más avanzados.

Cuando los interesados manifiestan poseer conocimientos previos y quieren inscribirse en cualquiera de los módulos avanzados, deben presentar un examen con el cual puedo determinar si alcanzan a obviar el curso de fotografía básica  o si necesitan una breve nivelación antes de iniciarse en un curso avanzado.

Mi método de enseñanza se basa principalmente en prácticas, ya sea mediante proyectos académicos o permitiendo que los alumnos participen activamente en las producciones de los diversos trabajos que constantemente llegan al estudio a cuenta de mis clientes, entonces mis pupilos no solo aprenden fotografía sino que adicionalmente tienen la oportunidad de familiarizarse con equipos profesionales, con modelos profesionales y con todos los factores que intervienen en el ejercicio de nuestra profesión, como son: Mercadeo, manejo del cliente, cómo cotizar trabajos de fotografía, escenografía, casting de modelos, manejo de modelos y sus tarifas, etc. 

Para ver detalles de los cursos que ofrecemos, visita la página de nuestra academia: Estudio Creativo

Última actualización el Martes, 05 de Agosto de 2014 06:22